Manual de fake news (Parte 2): los algoritmos también tienen sesgo

  • Segunda parte (aquí la primera) de un análisis sobre la propagación de informaciones falsas potenciada por los algoritmos. Se ha publicado antes en eldiario.es.
  • Son numerosos los estudios que demuestran que la probabilidad de que compartamos una información crece cuando estamos de acuerdo con ella.
  • “Aunque Internet ha brindado más oportunidades para acceder a información, los algoritmos dificultan que encontremos información desde puntos de vista críticos o diversos”, afirman expertos en sesgos cognitivos.

La inteligencia artificial permite prever en qué provincias españolas habrás más corrupción en el futuro

Los algoritmos definen la información que alcanza a cada usuario o usuaria.

 

Hay tres razones por las que las noticias basura se difunden tan rápidamente en las redes sociales, de acuerdo con Samantha Bradshaw y Philip N. Howard. La razón número uno son los algoritmos que ayudan a procesar, catalogar, seleccionar y priorizar cantidades masivas de información, pero que también permiten la personalización del contenido de forma que se crean “burbujas de filtro” que limitan los flujos de información y el intercambio transparente de ideas y perpetúan los sesgos. Básicamente, debido a estas burbujas, terminamos hablando con nuestras correligionarias acerca de los asuntos en los que ya estamos de acuerdo.

La mayor parte del filtrado de información que tiene lugar en las redes sociales no es producto de la elección consciente de los y las usuarias humanas, sino de cálculos algorítmicos de aprendizaje automático. Un sistema de aprendizaje automático es un conjunto de algoritmos que toman torrentes de datos en un extremo y escupe inferencias, correlaciones, recomendaciones y, a veces, decisiones en el otro extremo. Se trata del machine learning o el uso de técnicas estadísticas para “aprender” de forma que, basándose en datos, los algoritmos mejoran progresivamente en el cumplimiento de una tarea sin haber sido programados específicamente para ello. Esta tecnología ya es ubicua: todas las interacciones que tenemos con Facebook, Google, Amazon y otras plataformas están habilitadas por sistemas de aprendizaje automático. Estos fragmentos de código toman decisiones al personalizar el contenido y adaptar los resultados de búsqueda para reflejar nuestros intereses individuales, comportamientos pasados e incluso la ubicación geográfica.

Bradshaw y Howard dicen que la curación del contenido algorítmico tiene consecuencias importantes en la forma en que se nos ofrecen noticias online. En el periodismo convencional, periodistas humanas seleccionaban las fuentes de información, verificaban los datos y elaboraban las noticias, y sus editores (en su mayoría hombres) decidían si publicarlas o no, una función que se ha llamado en inglés gatekeeping (papel de “portero”). Los públicos decidían a qué medio acudir para informarse, pero en su mayor parte desconocían qué noticias habían sido excluidas. Ahora son los algoritmos los que determinan qué información se disemina a qué personas.

La popularidad de una noticia, el grado en que esta provoca indignación, los sesgos de confirmación y el nivel de implicación de las personas con los contenidos son cada vez más importantes para impulsar su propagación. Si se conjugan estos factores, los contenidos se vuelven virales a enorme velocidad y escala, independientemente de si son veraces o no. “Aunque Internet ha brindado más oportunidades para acceder a información, los algoritmos dificultan que encontremos información desde puntos de vista críticos o diversos”, concluyen Bradshaw y Howard.

Presentes en las redes más comunes

Numerosos estudios indican que los sesgos algorítmicos están presentes en todas las plataformas. Un ejemplo: un algoritmo de inteligencia artificial aprendió a asociar a las mujeres con imágenes de cocinas basándose en decenas de miles de fotografías de internet porque hay más mujeres que aparecen fotografiadas en cocinas en la web. No es esto solo lo más grave. Al “aprender”, el algoritmo multiplicó el sesgo presente en el conjunto de datos en los que se basó inicialmente, amplificando –no simplemente replicando— la asociación sesgada. Este trabajo de la Universidad de Virginia es uno de varios estudios que recientemente muestran que los sistemas de inteligencia artificial pueden incorporar, e incluso multiplicar, sesgos si su diseño o los datos en los que se basan no se piensan y corrigen cuidadosamente.

El movimiento "Borra Facebook" suma miles de seguidores en otras redes sociales
Cuando se juntan los sesgos mentales con los algorítmicos EFE

El segundo factor según Bradshaw y Howard es la publicidad. El modelo de negocio de las plataformas se basa en la recopilación de datos de uso y su venta a las empresas que quieren comprender mejor cómo consumimos, al tiempo que ofrecen a estas empresas la capacidad de crear y enviar mensajes personalizados a esos mismos públicos. Es por esto que las cuentas de redes sociales son “gratuitas”. Digo “gratuitas” entre comillas porque pagamos en realidad de tres formas diferentes: con nuestros datos, con nuestra atención y con nuestro dinero (e.g. a los proveedores de servicios de comunicación móvil).

Este modelo contribuye a la difusión de noticias basura de dos maneras, según Bradshaw y Howard: Primero, a través de la incentivación de contenido viral, lo que ha dado lugar a los clickbaits (literalmente “clic-cebo”) o contenido diseñado para atraer la atención, a menudo estimulando la indignación, la curiosidad o ambos, para alentar a hacer clic en un enlace a una página web. Los aspectos económicos de clickbait ayudan a explicar por qué contenidos diseñados para provocar respuestas emocionales aumentan la probabilidad, la intensidad y la duración de la implicación de usuarios y usuarias con el contenido. Es decir, los clickbaits juegan con los prejuicios de las personas y su indignación.

Segundo, a través del empoderando de algunos agentes (como por ejemplo intereses extranjeros en la última campaña electoral en los Estados Unidos) que hacen de los y las votantes objetivos potenciales con poca transparencia y nula responsabilidad.

El tercer y último factor según Bradshaw y Howard es la exposición: este sistema nos ofrece una selección cada vez más sesgada y reducida de la realidad. Mientras que los algoritmos y los anuncios filtran información, los y las usuarias también seleccionan lo que quieren ver o descartar y ahí indicen los fenómenos cognitivos.

Diversos estudios demuestran que es más probable que compartamos con nuestras redes información con la que estamos de acuerdo, reforzando cada vez más la polarización de las creencias. As su vez, este filtrado influye en cómo los algoritmos funcionan. Como consecuencia de ello, no se nos expone a una selección representativa, equilibrada o precisa de la realidad.

New article on #journalism, #comics, #data_activism and walks around a Barcelona in crisis

The process of hybridization has pervaded all fields of human communication; journalism and activism are no exceptions. An example is the graphic project Los vagabundos de la chatarra, an editorial undertaking that comprises observations, drawings, data, a map, a video and accounts of the people who gathered and sold scrap metal for a living on the edges of Barcelona during the economic crisis that started in 2007.
This new article –published by the Catalan Journal of Communication & Cultural Studies (CJCS)– explores Los vagabundos de la chatarra from the point of view of journalism studies, cómics and graphic novels and activism.
Figure 1
Los vagabundos de la chatarra is conducted and communicated in an extremely hybrid manner: it visualizes data on a map, it strives for social change, it is journalistic and it has a comic design face.
Relying on media literature and critical data studies, discourse analysis and qualitative interviewing, our article examines the multifaceted shapes that activism and journalism are taking in complex times and explores the potential for subversion that such formats offer. The findings suggest that activists and journalists around the world are embarking on unapologetic hybridization, crossing lines between journalism, campaigning and art.
Figure 2

Apertura de conferencia internacional ECREA

Inauguré hace poco, con una charla magistral sobre el activismo de datos, la conferencia internacional titulada “Responsabilidad social corporativa y activismo ciudadano en tiempos de perturbación política”, de la Sección de Comunicación Organizacional y Estratégica de la European Communication Research and Education Association (ECREA), que se celebró entre el 1 y 2 de febrero, en la Universidad de Málaga, invitada por la profesora Isabel Ruiz-Mora (Universidad de Málaga). El Profesor Øyvind Ihlen (Universidad de Oslo, Noruega) fue el otro conferenciante.

DU8LzF2W4AArBB9.jpg

La experiencia resultó súper gratificante, con un interesante debate sobre el activismo ciudadano. Se presentaron treinta trabajos en nueve paneles.

Interesante debate sobre #data4good

Fue breve pero intenso. En el contexto del escándalo de Cambridge Analytica, las fake news, el uso de datos personales con fines propagandísticos y la vigilancia masiva, propusimos un debate sobre cómo los big data y otras tecnologías pueden servir para mejorar la vida de las personas y del medioambiente.

Entendemos que cuatro comunidades confluyen en la realización de proyectos de datos con impacto social:

  1. las organizaciones que transfieren habilidades, crean plataformas y herramientas, y generan oportunidades de encuentro;
  2. las catalizadoras, que proporcionan los fondos y los medios;
  3. las que producen periodismo de datos, y
  4. las activistas.

Sin embargo, en pocas ocasiones las vemos debatir juntas en público. El 12 de abril, en la sede de la Deusto Business School en Madrid, nos reunimos con representantes de las cuatro comunidades, a saber:

DSC_5665.jpg

De izquierda a derecha, Adolfo Antón Bravo, responsable del DataLab del Medialab-Prado, desde donde ha dirigido la experimentación, producción y divulgación de proyectos en torno a la cultura de los datos y el fomento de los datos abiertos. Tenemos la suerte de que Adolfo ha sido también representante del Open Knowledge Foundation España, una organización catalizadora, dedicada a financiar y fomentar los proyectos de datos, entre otros.

Mar Cabra, una conocidísima periodista de investigación  especialista en análisis de datos que ha estado al frente de la Unidad de Datos e Investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, ganador del premio Pulitzer de 2017 con la investigación conocida como Los papeles de Panamá” y que cada vez aborda proyectos con más datos, como la reciente investigación conocida como “Los papeles del Paraíso”.

Juan Carlos Alonso, diseñador en Vizzuality, una organización ​que ofrece aplicaciones que ayudan a la mejor comprensión de los datos a través de su visualización para entender procesos globales como la deforestación, la preparación para los desastres, el flujo mundial del comercio de productos agrícolas o la acción contra el cambio climático en todo el mundo.

Ignacio Jovtis, responsable de Investigación y Políticas de Amnistía Internacional en España. AI usa testimonios, cartografía digital, datos y fotografía satelitales para denunciar y producir evidencias de abusos de los derechos humanos en la guerra en Siria y de la apropiación militar de tierras en pueblos rohingyas.

Juanlu Sánchez, otro conocido periodista, cofundador y subdirector de eldiario.es, que está especializado en contenidos digitales, nuevos medios y fórmulas de sostenibilidad para el periodismo independiente. Ha dirigido y colaborado en diversas investigaciones basadas en datos, como por ejemplo la de las tarjetas black de Bankia.

El prestigioso ilustrador Jorge Martín realizó la facilitación gráfica.

Jorge Martin Datos

Las conclusiones se podría resumir de la siguiente manera: 1) el factor humano es indispensable para que tenga éxito los proyectos de datos con impacto social, la tecnología sola no es suficiente; 2) la colaboración de distintos actores con diferentes competencias y recursos es imprescindible para que estos proyectos tengan éxito; y 3) hace falta una transformación social también dentro de las organizaciones para que se difunda la cultura de los datos y se maximice su infraestructura para la transformación de toda la sociedad.

DSC_5539 (1).JPG

 

Conferencia en Madrid: Datos para la transformación social

Esta semana estoy en Madrid, donde, a través de su Programa “Análisis, investigación y comunicación de Datos”, hemos organizado un debate el día 12 de abril, en la sede de la DBS en Madrid, que sienta en un panel a representantes de los cuatro grupos que intervienen en cualquier proyecto de datos para hablar de cómo pueden los datos ayudar a una transformación social en favor de las personas y el medio ambiente, qué oportunidades de colaboración existen y qué otras están por crearse.

Estas cuatro comunidades que confluyen en la realización de proyectos de datos con impacto social incluyen las organizaciones que transfieren habilidades, crean plataformas y herramientas, y generan oportunidades de encuentro; las catalizadoras, que proporcionan los fondos y los medios; las que producen periodismo de datos, y las activistas. Sin embargo, en pocas ocasiones las vemos debatir juntas en público.

Hablaremos de qué se está haciendo con los datos para mejorar el mundo.

Reserva tu lugar. Entrada libre hasta completar aforo. Si no puedes venir, inscríbete tambiénpara recibir información sobre cómo seguir el evento en directo.

“Femvertising”: estrategias de empoderamiento femenino en la publicidad española

Advertising is a particularly representative case of Popular Culture. Recently, the terms Femvertising and Ad-her-tising have been coined to refer to female-targeted advertising that exhibits qualities of empowering women, feminism, female activism, or women leadership and equality. This article argues that companies producing these female-empowering advertisements show different degrees of commitment to equality, but in certain cases, they intend to manipulate users for bigger profits with faux activism. However, feminist strategies in advertising have the potential to disrupt gender norms, and users have the capacity to express dissatisfaction with such tactics. The research on the Spanish market is very limited; therefore, this article will explore and compare two contemporary advertising campaigns by companies Kaiku and Desigual to reveal strategies that in certain cases show progress in terms or the advancement to gender equality, but in other instances they reinforce inequality by the reproduction of stereotypes. A detailed analysis of the Desigual advertisement “Tú decides” illustrates the power of users to reject a pseudo-feminist campaign. Keywords:
 maxresdefault

Publicado libro sobre tecnopolítica con capítulo de Stefania Milan y Miren Gutiérrez

IMG_20171220_144330Infrastructuring in the South: An interview with digital humanitarian Luis Hernando Aguilar 

Editado por Francisco Sierra, catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla (US), y Tommaso Gravante, de la Universidad Autónoma de México (UNAM), Palgrave Macmillan acaba de publicar Networks, Movements and Technopolitics in Latin America, con un capítulo de Stefania Milan y Miren Gutiérrez, profesora de Comunicación de Deusto.

El libro aborda una reflexión crítica sobre los retos que se están produciendo en América Latina y el Caribe con las tecnologías digitales, y el presente proceso de redefinición de la democracia y del espacio público. El capítulo incluye un estudio del activismo de datos, centrado en InfoAmazonia, una organización que difunde, a través de cartografía crítica, narrativas alternativas basadas en datos ciudadanos, fotografía satelital y datos recabados a través de redes de sensores. InfoAmazonia ofrece información, mapas e investigaciones sobre la Amazonía desde los nueve países entre los que se reparte esta vulnerable región.

El libro se enmarca en el proyecto de I+D “Ciberactivismo, ciudadanía digital y nuevos movimientos urbanos”. Otros aportes vienen de investigadoras e investigadores punteros en la temática del Grupo de Trabajo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO) “Tecnopolítica, Cultura Digital y Ciudadanía”, red internacional liderada por Francisco Sierra.

Los editores del libro señalaron que “América Latina y el Caribe se ha caracterizado por ser el escenario de luchas sociales en las que la dialéctica poder/ciudadanía y movimientos sociales se ha manifestado de múltiples modos… Desde hace algunos años, las nuevas tecnologías de la comunicación han provisto de armas tecnológico-comunicativas al nuevo activismo ciudadano y ha supuesto la irrupción de prácticas creativas de intervención social, utilizadas tanto por el poder instituido como por movimientos ciudadanos urbanos, indígenas, campesinos y estudiantiles por toda la región latinoamericana”.

“Si los Papeles de Panamá salieron de una startup, qué no podrá hacer una empresa”

Mar Cabra en el Programa.jpgDonostia. “Si nosotros, que somos una pequeña startup, conseguimos publicar los Papeles de Panamá, imaginaos qué podrá hacer una gran empresa”, advirtió ayer Mar Cabra, integrante del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que ha coordinado el desarrollo de un caso considerado la filtración más grande de la historia del periodismo.

La periodista de investigación participó en una jornada sobre Big Data organizada por la Universidad de Deusto que se desarrolló ayer en su campus donostiarra, donde también participaron expertos en esta incipiente materia como Mario Íñiguez, CEO de Adamantas Analytics; Iñigo García, responsable de ciberseguridad de Deloitte; y Miren Gutiérrez, directora del programa Experto “Análisis, investigación y comunicación de datos”.

La exposición central correspondió a Mar Cabra, quien explicó la importancia de disponer de plataformas avanzadas para gestionar todos los datos recabados en los Papeles de Panamá, con 11,5 millones de documentos que ocupan 2,6 terabytes.

 

 

En este sentido, la coordinadora del proyecto recordó que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación está conformada por 12 personas, de las que tres fueron las principales coordinadoras de todos los datos, por lo que “con pocos recursos” se pueden lograr grandes resultados.

Es la principal conclusión que puede extraer el mundo empresarial, que actualmente solo utiliza el 5% del caudal de datos del que dispone, tal y como quedó reflejado en la sesión de ayer, en la que los expertos participantes incidieron en que cada vez el mundo está más interconectado y este fenómeno representa una oportunidad de negocio.

Como ejemplo, citaron que mientras que hasta ahora la base era un cliente, un contrato, en estos momentos las redes sociales permiten ir más allá y visualizar un campo de relaciones más amplio, en el que ese cliente a su vez también tiene firmados otros contratos, mantiene contactos con otras empresas y, además, comunica una serie de preferencias y gustos específicos.

Entre los muchos aspectos relacionados con el Big Data que se trataron durante la jornada también se abordó la cuestión de la seguridad y, a este respecto, los expertos coincidieron en que es el propio usuario quien debe ser consciente de los peligros de la exposición de datos.

Como en otros casos, la amenaza puede convertirse en oportunidad, e incluso la protección se convierte en una posibilidad de negocio hasta ahora poco explotada, según indicaron.