Las comunidades generalemente saben muy bien cuáles son las soluciones a sus problemas, pero muchas veces carecen de los recursos para ponerlas en práctica. Cuando las comunidades cuentan con esos recursos, no se quedan esperando a ver si alguien las saca de apuros; son muy ágiles en implementarlas. Esta es parte de la charla que di en el Curso de Verano de 2017, y que había olvidado colgar en este sitio, invitada por Irekia.

En ella, hablaba de casos de activismo de datos –activismo que tiene como principal herramienta la infraestructura de datos– en los que comunidades, personas y organizaciones aplican el análisis y visualización de datos para resolver problemas. Asimismo, abordé cómo los datos abiertos pueden servir de catalizadores de proyectos con beneficios sociales.

El curso que se celebró en Donostia contí con la presencia de María Jesús Fernández Ruiz, directora de la sede electrónica del Ayuntamiento de Zaragoza, institución premiada por su labor en la apertura de datos; Clare Devaney, directora de Citizen-I, que habló sobre los retos de la innovación abierta desde su experiencia en la ciudad de Manchester; y Cristiano Ferri, responsable de Hack-Lab del Parlamento Federal de Brasil, que contó su caso, paradigmático a nivel mundial, sobre utilización de datos públicos en el ámbito legislativo.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s