Un “regalo” inesperado de las plataformas: Inteligencia de fuentes abiertas como activismo*

La inteligencia de fuentes abiertas (en inglés, open source intelligence u OSINT) consiste en aprovechar los datos disponibles de forma pública para ser utilizados en una investigación. Cada vez más personas y organizaciones usan este método para dar con versiones de la realidad que contradicen las oficiales.

Un ejemplo es la investigación realizada por Forensic Architecture, un centro de investigación forense de la Universidad de Goldsmiths, sobre la muerte de dos personas –un beduino y un policía—  en 2017, en el poblado de Umm al-Hiran, Neguev. Las autoridades atribuyeron la muerte del policía a un ataque terrorista de ISIS protagonizado por el beduino. La policía se encontraba en la aldea para desalojarla. Una reconstrucción cuidadosa de los hechos revela una verdad muy diferente. Forensic Architecture recupera vídeos puestos a disposición en diversas plataformas y grabados tanto por activistas, periodistas y otras personas congregadas en la escena, los sincroniza y da con la secuencia correcta de los hechos. El vehículo del beduino fue primero tiroteado por la policía israelí; herido, éste perdió el control del vehículo, que terminó atropellando a un policía, matándolo.

Fuente: Forensic Architecture

En este contexto, el término “abiertas” se refiere a fuentes disponibles públicamente ya sean de pago o gratis (en comparación con fuentes secretas o clandestinas). Es decir, “abierta” no significa lo mismo que software libre, datos abiertos o software de fuentes abiertas, que deben ser gratis y en formatos usables para poder llevar tal etiqueta.

Los datos para practicar la OSINT pueden incluir documentos en papel; medios tradicionales de información y comunicación; fotografías, vídeos, imágenes y sus metadatos asociados (especialmente útiles si son tomados en tiempo real y geolocalizados); información geoespacial de acceso público (e.g., imágenes y vídeos tomados por drones o satélites), e Internet, la Deep Web y la Dark Web, incluidos chats, plataformas, foros, blogs, sitios web, motores de búsqueda, repositorios de archivos o vídeos y bases de datos.

Actualmente, la OSINT se usa en muchos ámbitos, incluido la investigación de estafas, ciberbulling, suplantación de identidad, análisis de seguridad y marketing, entre otras actividades. Pero las aplicaciones más interesantes vienen de organizaciones como Forensic Architecture.

Otros ejemplos incluyen Bellingcat, un sitio web de investigación especializado en verificación de hechos y OSINT sobre conflictos armados y abusos, y Syrian Archive, un proyecto dedicado a verificar y preservar videos sobre violaciones de derechos humanos en Siria.

Bellingcat se hizo famoso en 2014 cuando investigó el derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines cuando sobrevolaba Ucrania, durante la Guerra de Donbass. Ante las acusaciones de las partes involucradas en el conflicto armado, su investigación, basada en vídeos que la gente tomó de un convoy ruso que atravesó Ucrania, demostró que había un lanzador de misiles ruso controlado por separatistas en el momento y el lugar desde el que se disparó contra el avión.

Por ejemplo, Syrian Archive ha verificado y preservado 349 videos que evidencian el ataque con armas químicas de 2013 en Siria. Son imágenes de hombres convulsionando con calambres, personas heridas a las que se lava con agua para descontaminarlas, de niños sin aliento. En Siria, se han producido ataques con armas químicas desde 2012. Syrian Archive ha documentado 212 ataques con armas químicas y tiene una base de datos abierta de armas químicas disponible públicamente que documenta ataques con armas químicas en Siria entre 2012 y 2018. Sin embargo, Siria ratificó la Convención sobre Armas Químicas en 2013, tras las conclusiones de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas de que se había utilizado sarín en 2013.

Forensic Architecture es diferente porque comunica sus investigaciones forenses en documentales disponibles abiertamente. Para estos documentales, Forensic Architecture recurre tanto a lo que las víctimas recuerdan, como al material audiovisual que los testigos registraron mientras ocurrían los hechos y otras fuentes de datos (por ejemplo, imágenes satelitales). Luego, estas grabaciones se verifican y sincronizan, con lo que tejen un tapiz que ofrece una vista panorámica de los incidentes investigados.

Los datos aquí tienen dos propósitos: se usan para verificarse entre sí, mientras que su combinación y sincronización se emplea para comunicar la historia.

En contraste con los discursos oficiales hegemónicos, los documentales de Forensic Architecture proporcionan primero un paisaje múltiple de las distintas voces y versiones, que luego van confluyendo en una sola explicación respaldada por hechos, mapas y datos. Un nuevo estudio que acabo de publicar explora la hibridación metodológica exhibida por estos documentales.

Por ejemplo, algunos de los documentales utilizan cartografía y modelado en 3D para rellenar huecos. Un ejemplo es el bombardeo de Rafah (The Bombing or Rafah) en 2014, que se basa en vídeos de testigos, testimonios que se oyen al tiempo que se ven las bombas caer, y una reconstrucción en 3D de la ciudad bombardeada de Gaza, en los Territorios Ocupados.

Fuente: Forensic Architecture

Forensic Oceanography, un equipo dedicado a estudiar la migración en el Mediterráneo dentro de Forensic Architecture, utiliza simulaciones de dinámica de fluidos para rastrear los movimientos de los barcos en el agua. Un ejemplo es The Seizure of the Iuventa.

Fuente: Forensic Oceanography

La dinámica de fluidos se aplica también para rastrear la evolución de las partículas de una nube formada después de la caída de una bomba (por ejemplo, en la investigación del bombardeo de Rafah), las partículas de pólvora expulsadas por un arma disparada o las corrientes y olas marinas.

Otra técnica narrativa usada por Forensic Architecture es el uso de animaciones, que no pretenden ser realistas, sino marcar la diferencia entre lo grabado mientras los hechos ocurrían y lo recordado por los y las supervivientes.

La tecnología digital está permitiendo la hibridación tecnológica en las campañas por los derechos humanos y ampliando los horizontes del documental, el periodismo y el activismo. El resultado de esta hibridación –mezcla de grabaciones y recreación– sirve para comunicar hallazgos y generar contra-narrativas, potenciando la capacidad de disrupción e impacto que del activismo. Todo un “regalo” inesperado de las plataformas.

Sin embargo, este material precioso está desapareciendo. Facebook y Youtube han sido criticados por retirar material audiovisual sobre violaciones de los derechos humanos a petición de diversas autoridades. Cuando mayor parte de las investigaciones de Forensic Architecture, Syrian Archive y Bellingcat desmienten versiones erróneas de los hechos diseminadas por las propias autoridades, este asunto es preocupante.

*Este artículo fue publicado en Medium.

Entrevista con Maite Iglesias León @maitechurches – Sobre la crisis climática

1. ¿Cómo empezaste a interesarte sobre los problemas medioambientales que estásufriendo nuestro planeta?

Era corresponsal de EFE en el Sudeste Asiático y me empecé a dar cuenta de las conexiones que había entre asuntos como la corrupción, la pobreza y los abusos de los derechos humanos, por un lado, y por otro, la degradación del medioambiente. Lugares paradisíacos que he conocido ya no existen. Me resulta muy triste pensar en todo lo que ha muerto por desidia o por intereses cortoplacistas de unos pocos, y en todo lo que no podré volver a ver.

2. Al leer su biografía me he dado cuenta de que has recorrido mucho mundo, ¿Ves diferencia en cómo se plantean los problemas medioambientales en diferentes partes del mundo?

Claro, hace falta muchas inversiones en energías verdes y generar trabajos sostenibles. Pero no es una cosa tan simple como país rico país pobre. En Kenia hace tiempo que han prohibido las bolsas de plástico… Creo que las diferencias están entre países donde gobiernan políticos y políticas responsables, consecuentes con la ciencia y realmente comprometidos con el bienestar de las personas y el medioambiente.

3. En su opinión, ¿Cree que las personas son ahora más conscientes que nunca sobre los problemas del medio ambiente? ¿es suficiente la conciencia que existe ennuestra sociedad?

Digamos que tenemos más posibilidades de saber que antes. Somos más conscientes, pero no de todo. Por un lado, hay una sensación de “no puedo hacer nada”. Por otro, “qué me importa si los efectos más tremendos se verán dentro de 20 o 30 años?” Otra forma de pensamiento es “yo reciclo y lo hago todo bien, los demás no”… Imagino que son mecanismos que todos y todas tenemos. Ser conscientes realmente las atrocidades que se comenten todos los días contra personas, animales y el medioambiente te puede deprimir, y no hablo metafóricamente.

4. ¿Qué crees que la gente aporta al medio ambiente? ¿Contribuye o no?

Si la pregunta es si contribuye para bien o para mal, me temo que lo segundo. En conjunto, somos el ser vivo más destructivo, egoísta, voraz y cruel que existe, aunque sea una cuestión de unos pocos frente a la mayoría. Claro que sí hay individuos e incluso comunidades que mejoran las cosas y luchan por un mundo más justo. Una de ellas es por ejemplo, Greta Thunberg, a quien admiro mucho. Me sumo a lo que dice: no tenemos planeta B y no hay tiempo que perder.

5. Algunos expertos afirman que es imposible darle la vuelta al cambio climático a estas alturas pero que si es posible frenar su evolución, ¿estás de acuerdo?

¿Y algunas expertas? 😉

Es la pregunta equivocada. Esto no es una cuestión de opiniones; es una cuestión de ciencia.  Y existe un consenso inequívoco en la comunidad científica: para los y las que viven en la tierra, el clima ha cambiado ya y las temperaturas han aumentado peligrosamente. Para hablar de esto, nos tendríamos que referir a fuentes fiables, como el IPCC. La temperatura de la Tierra ya se ha calentado más de 1,5 grados Celsius desde la revolución industrial, según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. Ese es el mismo nivel de calentamiento que el activismo y la ciencia esperaban prevenir a escala global. En resumidas cuentas: hemos perdido.

Además de la crisis climática hay varias crisis relacionadas: la amenaza de una extinción masiva, la crisis de los plásticos y la contaminación, la acidificación de los océanos, la sobrepesca…. ¿Se puede hacer algo? Claro. Ahora la cosa está en evitar llegar a los 3 o 4 grados de aumento, lo que sería catastrófico.

6. Centrándonos en la pandemia que estamos viviendo en estos momentos, vimos como en los meses que la mayor parte del mundo se encontraba confinada la naturaleza volvió a “renacer”, ¿Crees que si todos cambiáramos nuestra forma de vivir se reflejaría directamente en el medio ambiente?

Algo sí, pero muy poco. Aquí no solo hacen falta pequeños cambios de actitud; hace alta una revolución.

7. Al terminar el estado de alarma y que la vida de las personas volviera un poco a la normalidad, el porcentaje de las emisiones del CO2 volvió a subir ¿Cómo crees que ha afectado esta crisis en el medio ambiente o en la crisis climática?

Aquí hablo del medioambiente en general. La pandemia ha tenido efectos indirectos positivos y negativos sobre el medio ambiente, pero creo que el balance es extremadamente negativo.

Positivos

  • Las políticas de contingencia se han vinculado a mejoras temporales en la calidad del aire, playas limpias, y menos ruido y luz ambiental. Esto se presenta como favorable para la biodiversidad y la salud humana.
  • Desde el punto de vista de la comunicación, ha servido para que no solo nos podamos imaginar, sino también ver y sentir cómo podría ser un mundo con una reducción del uso de los combustibles fósiles y cómo la naturaleza, si le dan la mínima posibilidad, puede recuperar terreno perdido en algunos casos. Un ejemplo son las tortugas que vuelven a desovar en playas antes invadidas por turistas (inmediatamente, se extendía la noticia por ejemplo en Nicaragua del peligro de “saqueo masivo” de huevos de tortuga por falta de vigilancia como consecuencia de la pandemia).
  • Desde el punto de vista de la ciencia, los efectos positivos en el medioambiente han inspirado la investigación de estrategias innovadoras para compartir espacio en este planeta, con beneficios tanto para la vida silvestre como para los humanos (ver https://www.mpg.de/15005457/covid-19-lockdown-reveals-human-impact-on-wildlife).

Negativos

  • El aumento de residuos y la reducción del reciclaje son efectos secundarios muy negativos del COVID-19, poniendo en peligro aún más la contaminación de los espacios físicos (agua y tierra), además del aire.
  • Además, reducir los gases de efecto invernadero durante un período corto no es una forma sostenible de limpiar nuestro medio ambiente. Algunas científicas hablan de un efecto rebote cuando vuelva la actividad industrial y agrícola normal, donde se pueden incrementar las producciones para compensar el “tiempo perdido”. La disminución de las emisiones de GEI que se observa actualmente en algunos países es solo temporal. Dado que una vez que termine la pandemia, es muy probable que los países revivan sus economías y las emisiones de GEI se disparen nuevamente.
  • En conexión con esto, esta reducción de GEI podría tener poco impacto en las concentraciones totales de GEI que se han acumulado en la atmósfera durante décadas. Para una caída significativa, debería haber un cambio estructural de largo plazo en las economías de los países.
  • Otra consecuencia muy negativa es la reducción de la atención y prioridad que el medioambiente tiene en las agendas mediática y política, a pesar de que se ha demostrado también que la pérdida de biodiversidad y la mayor exposición a animales salvajes tienen que ver con la emergencia de las pandemias (ver https://www.nature.com/articles/d41586-020-02052-7). Una caída significativa de los GEI solo puede ser resultado de la ratificación e implementación de compromisos ambientales globales.
  • Como resultado de esto mismo, los presupuestos dedicados a la transición energética, la captura de carbono, las soluciones verdes, se han reducido significativamente en el mundo.

8. Hasta que empezó esta pandemia, el consumo del plástico había disminuido notablemente, ahora en cambio el uso de productos de un solo uso (mascarillas, guantes, geles…) ha aumentado, con la excusa de ser más “higiénicos” ¿Cómo afectará esto en nuestra naturaleza? ¿Los océanos podrían hacerle frente a esta masacre de basura?

Las respuestas simples son: mucho y no.

9. ¿Cómo crees que podemos hacer frente a esta pandemia mundial sin dañar nuestro planeta?

Existen soluciones de todo tipo que son respetuosas con el medioambiente. Pasados los primeros meses, deberíamos optar por mascarillas reusables o biodegradables, etc. ¿Lo haremos? Creo que no. No soy pesimista; simplemente he visto ya demasiado.

Encierro para un millón de canciones: Día 2

Las siguientes canciones que hemos compartido son, la suya, la irónica Angèle:

La mía, la preciosa canción de Jovanotti a su hija recién nacida:

Añado la letra:

E’ per te che sono verdi gli alberi
e rosa i fiocchi in maternità
è per te che il sole brucia a luglio
è per te tutta questa città
è per te che sono bianchi i muri
e la colomba vola
è per te il 13 dicembre
è per te la campanella a scuola
è per te ogni cosa che see’è ninna naaaa ninna eeee…
è per te che a volte piove a giugno
è per te il sorriso degli umani
è per te un aranciata fresca
è per te lo scodinzolo dei cani
è per te il colore delle foglie
la forma strana delle nuvole
è per te il succo delle mele
è per te il rosso delle fragole
è per te ogni cosa che see’è ninna naaaa ninna eeee…
è per te il profumo delle stelle
è per te il miele e la farina
è per te il sabato nel centro
le otto di mattina
è per te la voce dei cantanti
la penna dei poeti
è per te una maglietta a righe
è per te la chiave dei segreti
è per te ogni cosa che see’è ninna naaaa ninna eeee…
è per te il dubbio e la certezza
la forza e la dolcezza
è per te che il mare sa di sale
la notte di natale
è per te ogni cosa che see’è ninna naaaa ninna eeee…

 

Encierro para un millón de canciones: Día 1

He empezado este diario para no olvidarme de las conversaciones musicales que nos traemos mi sobrina de 16 años y yo, de 53. Todos los días nos mandamos la una a la otra una canción que significa algo para ambas.

Aquí van las del primer día. La de ella:

La mía:

Las dos positivas y optimistas, pero con un toque de tristeza; es el principio del encierro por causa del coronavirus.

We live in a beautiful world
Bones sinking like stones
All that we’ve fall for…

Nuevo artículo sobre pesca: Desastre en los caladeros

La situación de la merluza, la anchoa, la cigala o la bacaladilla se está poniendo cada vez peor. Así lo cuenta un artículo reciente de El País. Según Oceana y Fundación para la Justicia Medioambiental (EJF en inglés) –dice el diario–, la Comisión Europea calcula que el 63% de las especies del Atlántico Norte, las aguas que bordean la UE por el oeste y el norte, están sobreexplotadas. Pero ser una especie mediterránea es aún peor: el abuso, la pesca insostenible, afecta al 82% de las especies.